El veganismo, no es una dieta, no es una religión, no es un partido político ni un grupo de élite o un club, o un culto, o un sistema de ni una secta ni una utopía. Es un estilo de vida.

Es el rechazo de la explotación y la crueldad hacia los animales. Esto excluye el uso de cualquier producto derivado de animales (carne, leche, huevos, queso) de la operación o prueba / experimento sobre ellos (cuero, piel, lana, seda, cera de abejas, cosméticos probados en ellos, el ocio , circo, etc). Se deduce por lógica un profundo sentido de la responsabilidad hacia el medio ambiente y la conciencia de lo que hacemos con el planeta y sus habitantes.

Es una conciencia, una reciprocidad, una filosofía, una decisión ética de hacer un esfuerzo razonable para vivir felices sin asociar a reducir a esclavos, a explotar, mutilar y matar a otros seres vivos. La humanidad tratando de conducir su vida por el respeto y la no violencia.

Este enfoque, respetuoso de la vida, es una práctica cotidiana que activa beneficios directos: en los seres vivos que te rodean, en tu salud y tu bienestar.

“Los animales no son nuestros, no tenemos derecho a disponer de ellos, ya sea para nuestra comida, nuestra ropa, nuestras aficiones o nuestros experimentos de la ciencia.”PETA

Sobre El Autor

Laura Budiño

Técnica en Comercio Internacional. Amante de los animales y de la justicia. Descubriendo cada día cosas nuevas que me hacen crecer como persona. Un placer poder compartirlo con vosotr@s.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.