La Bioguía nos ofrece esta brillante alternativa a los dentífricos plagados de químicos que tendemos a utilizar a la hora de mantener la higiene bucal. Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Salvia o tomillo.
  • Aceite esencial de menta.
  • Sal marina.
  • Arcilla blanca (importante que sea para uso interno, también puede tener el nombre de caolín).

Gracias a estos ingredientes la receta cuenta con propiedades antisépticas, antiinflamatorias, astringentes, cicatrizantes, calmantes,

Por otra parte la arcilla contiene oligoelementos que nos ayudan a mantener los dientes sanos.

La preparación que nos ofrecen es muy sencilla;

  •     Hacer un infusión con la salvia o tomillo, (un vaso de agua hirviendo con una cuchara pequeña de salvia o tomillo durante 4 minutos).
  •     Filtrar la infusión usando por ejemplo una gasa.
  •     En un vaso limpio se añaden dos cucharadas de infusión con 2 gotas de esencia de menta y una pizca de sal marina.
  •     Se añaden 3 cucharadas de arcilla blanca y removemos con una espátula pequeña hasta que nos quede todo uniforme.
  •     Se introduce en un recipiente adecuado (un frasco pequeño por ejemplo) y se conserva en frigorífico.

Se puede mantener durante días en la nevera.  También nos avisan de que no ocasiona manchas ni es más abrasivo de lo que cualquier pasta dental puede ser.

Sobre El Autor

Veg Magazine

Redactor del primer Magazine Vegano hispano hablante. Amante de los animales y colaborador/a de otros websites como recetasveganas.org

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.