Así es, decimos adiós a todos los animales silvestres en los circos de México mientras no sabemos si celebrar que el día de ayer, 11 de diciembre de 2014, se aprobó en la Cámara de Diputados la prohibición de la presencia de animales salvajes en los circos de todo Mexico.

Por este motivo desde luego que deberíamos alegrarnos (y nos alegramos), pero no todo son alegrías, ya que la desaparición de los animales en los circos mexicanos no implica su libertad, y eso nos desilusiona. Y resulta que después de la aprobación de esta ley, todos los circos mexicanos tendrán que presentar un listado con los animales que presentaban en sus circos para derivarlos a los Zoológicos que muestren interés.

La votación apoyando el vago favor (literalmente hablando) a los derechos de los animales ya encerrados presentó un apoyo de 267 votos, mientras tan sólo presentó 66 votos en contra. A día de hoy, sólo queda la firma del presidente para dar por cerrado el tema.

Si bien es cierto, que aunque por todas las personas es sabido que el zoológico no es el lugar dónde un animal desearía estar (se acerca definitivamente a todo lo contrario) todo pequeño paso es una alegría, y por algo tendremos que empezar, aunque esto no sea exactamente lo que deseamos para nuestros compañeros animales que han sufrido tantos años de esclavitud.
 Tendremos que alegrarnos al menos por aquellos animales que no serán arrancados de su hábitat natural para servir en circos Mexicanos.

Sobre El Autor

Veg Magazine

Redactor del primer Magazine Vegano hispano hablante.
Amante de los animales y colaborador/a de otros websites como recetasveganas.org

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.