Muchos de nosotros acostumbramos a castigar nuestro propio cuerpo por seguir cánones estéticos que acaban pasando factura a nuestra salud corporal. Nuestro cabello se ve muy castigado por todos aquellos falsos champús naturales repletos de químicos que limpian tanto nuestro cuero cabelludo que lo deja sin nuestra propia grasa del cuero cabelludo (que es muy necesaria) y nos acaba provocando caspa, problemas en el cuero cabelludo o una caída del cabello acelerada.

Nosotros apostamos por los remedios y cuidados naturales, ya que muchas veces para remediar los problemas que nosotros mismos nos provocamos con los productos químicos que utilizamos acabamos empeorándolo más utilizando mascarillas capilares repletas de químicos. Pero siempre hay una opción más responsable con el medio ambiente, con los animales y con nosotros mismos.

Si aún no conoces las incalculables propiedades que el interior de un Aloe Vera adulto tiene para el ser humano te sorprenderás. En este artículo queremos destacar especialmente las propiedades sobre la piel (cuero cabelludo) y el cabello: curación de quemaduras (muy a tener en cuenta para este verano), eliminación de granos y otras erupciones incómodas, aceleración de la recuperación de cortes superficiales, hidratación de la piel, previene y ayuda a eliminar hongos de la piel (como, por ejemplo, para la prevención del muy común Hongo de la Pitiriasis Versicolor), previene la caída del pelo, y mucho más.

Si consideras que tu cabello no está sano (recordemos que ya no es una cuestión meramente estética, sino más de salud) puedes probar un remedio muy eficaz, natural y sano con el que mimarse.

Para ello necesitaremos un Aloe Vera adulto (que mínimo tenga dos años) para que las propiedades sean evidentes para poder cortarla.  Recordemos que siempre se han de cortar de abajo hacia arriba (las hojas más cercanas a la tierra). No nos hemos de preocupar porque se trata de una planta que se regenera y que, además, tarde o temprano acaba dando hijos alrededor de su tallo.

Una vez tengamos unas hojas cortadas, separaremos la piel de la sustancia gelatinosa que contiene en su interior (como puedes observar en la imagen) y la trituraremos. Luego sólo se trata de aplicárselo en el cabello y dejarlo reposar unos 15-30 minutos. Para retirarlo sólo tenemos que lavarnos el cabello con un champú lo más natural posible (hay champús de aceites de Argán muy recomendables de ventas en herbolisterías y tiendas naturistas).

al vera

¡Si nos sobra solamente tenemos que guardarla en un recipiente cerrado y congelarla o refrigerarla!

Recordad la importancia de cuidarse día a día e intentar dejar de lado los químicos que tan presentes están en todos los cosméticos. Cuan más naturales sean más responsables serán con el medio ambiente y con los animales (¡porqué te aseguras de que son veganos y no estados en animales!)

Sobre El Autor

Veg Magazine

Redactor del primer Magazine Vegano hispano hablante. Amante de los animales y colaborador/a de otros websites como recetasveganas.org

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.