El pasado día 9 de Junio salió a la luz en el periódico “El país” una publicación que relaciona de manera directa el consumo de proteínas de las leches maternizadas con las que se alimenta a los bebés y la obesidad infantil.

El estudio se habría realizado sobre una muestra de 1.678  bebés que basaban su alimentación en diversos tipos de leches:

  • 1.090 que recibían leches maternizadas: de los cuales la mitad consumían leches en bajo contenido de proteínas, mientras que por el contrario los otros lo consumían con alto contenido en proteína.
  • 588 estaban siendo amamantados

El periódico informaba:

Según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition,hay una relación clara entre este componente de los preparados para bebés y el futuro peso de los niños: a más proteínas, más sobrepeso y obesidad. En concreto, a los seis años, la tasa de obesidad es “más del doble; de más del 8% frente al 4%”, dice Joaquín Escribano, profesor de Pediatría de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona.

[…]

“A partir de estudios epidemiológicos sabíamos que había una relación entre los que tomaban los bebés y su obesidad futura, pero no sabíamos si se trataba de una relación causal o casual”, dice Escribano. “Ya conocíamos otros factores, como que los niños que engordan más rápido luego son más obesos, y, de adultos, eso quiere decir que tienen más diabetes o más síndrome metabólico”, añade.

Escribano apunta a que puede haber un componente en “la cualidad de las esas proteínas”. “Los preparados infantiles se elaboran a partir de leche de vaca, que tiene muchas más proteínas y de distinta clase que la leche materna”, señala.

Sobre El Autor

Veg Magazine

Redactor del primer Magazine Vegano hispano hablante. Amante de los animales y colaborador/a de otros websites como recetasveganas.org

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.