No era nuestra cara una respuesta de indiferencia cuando hoy, paseando por Internet nos encontrábamos un reportaje a la doctora en Bioquímica (especialista en alimentación y salud) Olga Cuevas y la nutricionista Lucía Redondo dónde nos respondían a las dudas más frecuentes sobre la anemia ferropénica (origen, dudas, consejos y sobre la anemia y el veganismo/vegetarianismo).

Antes de continuar, queremos informar que esto se trata de un artículo orientativo basado en el reportaje de ambas especialistas en nutrición. Si crees que tienes algún problema de salud relacionado con la anemia ferropénica, lo más aconsejable es que acudas a tu especialista más cercano.

El reportaje, que podéis leerlo íntegramente clicando aquí, nos introduce con un mensaje muy claro;

Pese a que en los países subdesarrollados la anemia ferropénica tiene como origen la malnutrición, en los países desarrollados la anemia ferropénica ve su origen básicamente en dos motivos: las pérdidas y la mala absorción. Es decir, por norma general no se debe principalmente al bajo consumo de este mineral que es el hierro.

Por una parte, en lo que se refiere a las pérdidas, nos hablan de menstruaciones abundantes y/o prolongadas en mujeres de edad fértil o problemas de hemorragias internas como “úlceras pepticas, varices esofágicas, procesos tumorales, etc…”

Por otra parte, en cuanto a la mala absorción, La doctora Olga Cuevas y la nutricionista Lucía Redondo nos hablan de enfermedades intestinales que dificultan una absorción correcta (celiaquía, inflamación, diarrea crónica, etc), ingesta continua de anti-ácidos o “Una alteración del control hepático de la absorción del hierro, que puede ser provocado por un estado inflamatorio o infeccioso sistémico y/o un exceso de tóxicos en el organismo

También es común encontrar casos dónde las anemias están producidas por un consumo diario de fármacos que dificultan la absorción normal de hierro.

anemia

Identificación de la anemia

 

Como solución nos proponen que, después de la identificación del problema (para el que, repetimos, es aconsejable que acudas a un especialista), apliquemos una de esas normas:

  • En caso de tratarse de una abundante menstruación se recomienda “comenzar por una depuración hepática, así como la regulación de la evacuación intestinal (estreñimiento/diarrea)” Tanto el hígado como el intestino, afirman, son los responsables de deshacerse de los estrógenos que circulan. Una mala limpieza conllevaría un exceso de estrógenos en el cuerpo lo que está directamente relacionado con una menstruación muy abundante. Para esto nos aconsejan “tomar algunos complementos alimenticios, como el concentrado de verde de alfalfa y la oligoterapia catalítica”.
  • Si se trata de una inflamación, nos recomiendan que evitemos alimentos pro-inflamatorios como consideran el azúcar, cereales refinados o en general cualquier alimento procesado. Concluyen afirmando que una cucharadita al día de cúrcuma en el postre (en crudo) o suplementos de espirulina nos ayudarían a regular la inflamación.

¿El hierro de la carne o el hierro de procedencia vegetal? – Información y consejos

Nuestras compañeras de SoyComoComo, médico Olga Cuevas y la nutricionista Lucía Redondo se aventuran a darnos respuestas en un tema tan controvertido como el hierro en dietas veganas y vegetarianas.

Así, en dicho reportaje nos concluyen y subrayan que, pese a que siempre se ha apuntado a que el hierro de la carne siempre se ha absorbido más que el hierro que procede de un vegetal, un organismo realmente sano regula su absorción independientemente de su procedencia.

De hecho, subrayan las especialistas, las personas con dietas vegetarianas o veganas no presentan un mayor índice de anemia ferropénica que las que llevan una dieta omnívora. Así que, concluyen, el problema no es la dieta.

Otra cosa ocurre con dietas vegetarianas o veganas mal estructuradas (con un bajo nivel de proteína) donde las reservas de hierro son inferiores respecto a las dietas omnívoras.

[Con esta conclusión nos apuntan a esta referencia: [3] American Dietetic Association. Position of the American Dietetic Association: Vegetarian Diets. J Am Diet Assoc. 2009; 109:1266-1282)

Para este tipo de dietas nos aconsejan seguir una serie de normas:

  • No tomar café o té después de comer, ya que contienen sustancias que dificultan la absorción del hierro
  • No tomar cereales junto a las comidas principales, ya que el “ácido fítico” puede reducir la absorción del hierro.
  • El salvado de trigo o de avena es bueno para regular el tránsito intestinal, pero siempre se han de consumir fuera de la comida.
  • Elegir para el consumo habitual alimentos ricos en hierro, como algunas semillas, las lentejas, tempeh…
  • Acompañar los alimentos ricos en hierro con alimentos ricos en vitamina C,  ya que ayuda a absorber hasta en seis veces más su absorción
  • El ácido cítrico ayuda a la absorción, así que un buen vaso de limón nos puede ayudar.

Podéis leer mucha más información en el artículo original cuyo link os dejamos al principio de este artículo.

¡Si te ha gustado, comparte!

Sobre El Autor

Veg Magazine

Redactor del primer Magazine Vegano hispano hablante.
Amante de los animales y colaborador/a de otros websites como recetasveganas.org

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.