Al igual que ocurre con otros animales cuyas pieles se utilizan para peletería, prácticamente el 100% de los perros y gatos son desollados todavía vivos. En los países que albergan granjas de este tipo, o existe un comercio de pieles de perros y gatos, las leyes que protegen a los animales son nulas, o están muy escasamente desarrolladas.

 Las pieles se utilizan para muy diferentes finalidades. Habitualmente se piensa que este tipo de peletería sólo acaba formando parte de abrigos, o como complementos de vestir.

Sin embargo, la piel de perros y gatos es empleada también para elaborar peluches, y demás juguetes que contengan pelo. No es extraño encontrar estos objetos en tiendas de importación de origen chino, de gran asentamiento en España.

Pero, dada la dificultad para rastrear el origen de los productos, todavía es muy complicado saber con exactitud qué cosas están hechas con piel real y cuáles contienen materiales sintéticos.

Para evitar el rechazo de gran parte de la población, las etiquetas de los productos son modificadas, obviando por completo que los productos contienen piel de perros y/o gatos.

Tras la prohibición de venta de pieles de perros y gatos en Italia, la Lega Anti Vivisezione analizó algunos productos realizados, según la etiqueta, con materiales sintéticos. Se descubrió que varios contenían piel de perro y de gato.

Fuente: http://www.liberaong.org/nota_explotacion.php?id=32

Sobre El Autor

Laura Budiño

Técnica en Comercio Internacional. Amante de los animales y de la justicia. Descubriendo cada día cosas nuevas que me hacen crecer como persona. Un placer poder compartirlo con vosotr@s.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.