Gracias, una vez más, a la excelente labor de propaganda de poderosos grupos de presión de la industria láctea, la leche se presenta como el único alimento que contiene el calcio que necesitaría el humano. Dicen que si no tomamos con regularidad  leche y productos lácteos, podemos estar seguros de que desarrollaremos un día u otro la osteoporosis  u otros problemas óseos .

Pero en este caso, ¿por qué los asiáticos, que tradicionalmente nunca habían consumido leche sólo comenzaron  a sufrir de osteoporosis y otros problemas en los huesos, a partir del momento en que adoptaron la dieta americana (dieta de leche y productos lácteos)? Además, los Estados Unidos, donde se consume una gran cantidad de leche, es donde más casos de osteoporosis aparecen.

Contrariamente a lo que oímos por todas partes, el calcio de la leche de vaca (y otros animales) no es asimilado correctamente por nuestro cuerpo. De hecho, la leche es demasiado rica en proteínas lácteas. La proteína láctea genera acidificación sanguínea que debe ser neutralizada mediante la extracción de minerales alcalinizantes de los huesos, incluido el calcio, mismos que posteriormente son eliminados a través de la orina. Así, los productos lácteos son en sí mismas una causa de la osteoporosis.

En un estudio financiado por la “National Dairy Council” (Consejo Nacional de la industria lechera de los EE.UU.),se le dio 3 vasos de 25 cl de leche desnatada al día durante dos años, un grupo de mujeres en post-menopausia, y sus huesos fueron comparados con los de otro grupo (de control) consistió en mujeres a las que no habían dado esta leche. El primer grupo consumió 1400 mg de calcio por día, y, sin embargo, perdió el doble de la densidad ósea que el grupo control.

Dr. John McDougall, que ha revisado todos los estudios nutricionales disponibles sobre el tema, comentó sobre el estudio, diciendo: “No hace falta decir, estos resultados no han estado en los titulares” Y a pesar de toda la evidencia contradictoria, incluso en sus propios laboratorios, la industria láctea continúa afirmando que si se consumen 3 vasos de leche al día, nuestros huesos serán más fuertes y podemos estar seguros de no desarrollar Osteoporosis, opacando las medidas preventivas reales.

Sobre El Autor

Laura Budiño

Técnica en Comercio Internacional. Amante de los animales y de la justicia. Descubriendo cada día cosas nuevas que me hacen crecer como persona. Un placer poder compartirlo con vosotr@s.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.